¿POR QUÉ NO ESTÁ EL ROSA EN EL ARCOÍRIS?

¿Dices que el rosa no existe?…Pero yo si que lo he visto…

Tonos de rosa

Llevamos ya muchos meses vistiendo de rosa Barbie y ahora que ha llegado la primavera, nos dimos cuenta que al ver nuestro primer arcoíris de la temporada en el colegio, no estaba el rosa. ¿Cómo puede ser? Nos pusimos a investigar y descubrimos muchas cosas. Alguna noticia y algún bulo.

En primer lugar, el arcoíris es un suceso óptico que consiste en que las gotas de lluvia y los rayos de sol se juntan formado un espectáculo de color. Por dicho principio óptico por el cuál se genera el arcoíris, nunca podremos llegar al final del arcoíris ni a ninguna otra parte del arcoíris.

La única razón por la que el rosa no está en el arcoíris es que el arcoíris muestra los colores ordenados (rojo, naranja, amarillo…), los colores rojo y azul no se encuentran juntos ya que están en lados opuestos. Se trata del único color que no aparece en el espectro de luz visible, por lo que, en realidad, no deberíamos estar viéndolo… pero en cambio, se encuentra en la ropa, en libros, en la tele…

Los colores del arcoíris se forman gracias a la descomposición de la luz a través de un prisma. Los colores de arcoíris en orden son rojo, naranja, amarillo, verde, añil, azul y violeta, estos se presentan en forma de arco.

Aristóteles fue quien realizó el primer estudio sobre el arcoíris y en él descubrió que estaba compuesto, como mínimo, de tres colores: verde, rojo y violeta. Más adelante, fue el científico Roger Bacon quien dio con dos colores adicionales. El color rosa es originado como combinación de varias longitudes de onda del espectro, pero no posee la suya propia. Hoy en día se sabe que el arcoiris es un fenómeno espectacular y inusual pero tiene una base científica. Todo es debido al agua que impregna el aire después de la lluvia. El arcoíris se forma tras el cruce de los rayos del sol con el agua en el aire. La luz, que se ven en las gotas de agua, se refracta en el interior, separando los distintos colores.

Así que, aunque el rosa no es un color del espectro electromagnético, es indudablemente real en nuestra percepción. Decir que el rosa no existe sería como negar la existencia del negro o el blanco, que también son percepciones creadas por la combinación de colores. El color es tanto un fenómeno físico como una experiencia perceptiva humana.

Hace unos años en Bristol, Taunton y Yate, en Reino Unido, un arcoíris rosa tiñó el cielo de un color diferente a los que estamos acostumbrados a ver. Esto se debe a la gran combinación de la lluvia y la puesta de sol, gracias a ese arcoíris de color rosa pudimos apreciar como se veía el cielo del mismo color de una puesta de sol de un color parecido.

Esta noticia publicada por el medio de comunicación de actualidad.es dijo que se creo un arcoíris rosa pero en verdad no era un arcoíris rosa, si no que se formó una puesta de sol de color rosa y a la vez un arcoíris con los colores típicos. La puesta de sol rosa hizo que se viera un arcoíris rosa pero en verdad hizo que fuera una visión óptica para todas aquellas personas que lo veían, pero mucha gente empezó a publicar noticias falsas sobre un nuevo fenómeno: el arcoíris rosa.

Arcoiris rosado

Webgrafía:

https://www.actualidad.es/medio-ambiente/2021/07/02/inglaterra-arco-iris-completamente-rosado-fotos/

https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/si-color-rosa-no-existe-por-que-podemos-verlo_21321

https://www.dw.com/es/por-qu%C3%A9-el-color-rosa-no-existe-seg%C3%BAn-la-f%C3%ADsica/a-67946003

Candela Santiago e Irene Caballero

8 comentarios en “¿POR QUÉ NO ESTÁ EL ROSA EN EL ARCOÍRIS?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *